Welcome, visitor!    Log In
  

Iniciativa de Reciclaje en Marcha en la Secundaria Monroe Clark

Okello_Recycling
Leah Okello está haciendo lo que puede para ayudar a que City Heights luzca mejor al colectar reciclables en la Secundaria Monroe Clark. | Foto por Brian Myers, Media Arts Center San Diego

Por Megan Burks
Traducción proporcionada por City Heights Life

Click here to read it in English

Dos veces por semana, la estudiante de 13 años, Leah Okello, hace su parte para tratar de mejorar a su comunidad recolectando latas y botellas usadas entre sus compañeros y las familias de la Secundaria Monroe Clark en City Heights.

“Al caminar por el campus o por el área de City Heights, vemos muchas latas por todos lados”, dijo Leah. “Tenemos que hacer que el mundo sea un lugar mejor y no tirar las latas por todas partes.”

Pero encontrar el lugar adecuado para depositar los reciclables en el vecindario no es tan fácil como salir por tu puerta trasera y tirarlo en el bote azul. La mamá de Leah, por ejemplo, empaca las botellas y latas de la familia en bolsas de plástico y las lleva a un centro de reciclaje comercial. Es una inconveniencia común en las comunidades densamente pobladas y es una inconveniencia que muchos tratan de evitar no reciclando.

En San Diego, el servicio de reciclaje en las aceras es gratis para quienes viven en casas de una sola familia o en pequeños edificios de apartamentos y condominios. Pero los propietarios de complejos más grandes de apartamentos y edificios comerciales tienen que pagar a compañías privadas para que disponga de sus reciclables. Más de 6,000 de estos propietarios han decidido no pagar e ignoran los botes azules y los basureros especiales, dijo el gerente de reciclaje de la ciudad, Kenneth Prue.

Guy Mock, presidente del Concejo Municipal de City Heights, dijo que es muy posible que muchas de estas propiedades estén en City Heights.

“En estos momentos tenemos siete comunidades en City Heights que tienen los índices de densidad poblacional más altos. Creo que en toda la ciudad existen 12 o 15 y nosotros tenemos siete de ellas”, dijo Mock. “Cuando esa densidad y es cantidad de personas ocupan un área pequeña, francamente, luce más sucia.”

Leah y sus compañeros de clase propusieron abrir los botes de reciclaje para el uso de los padres de familia cuando una clase de fotografía organizada por el Proyecto sin fines de lucro AjA de City Heights ilustrara lo sucias que están las calles. Cuando apuntaron los lentes de sus cámaras a su alrededor, lo que vieron no fue muy bonito. Los cañones y la vegetación compartieron la escena con basura y desperdicios.

En el 2007, la ciudad aprobó una ordenanza que requiere que la mayor parte de los dueños de propiedades grandes provean de un lugar adecuado en donde colocar botellas, latas y otros reciclables si los inquilinos generan por lo menos cuatro yardas cúbicas de desperdicios o la cantidad suficiente para llenar un basurero.

Más de 3,000 de las propiedades incluidas en la ordenanza no ofrecen reciclaje. Algunas cuentan con exenciones especiales del Departamento de Servicios Ambientales de la ciudad. Los que no tienen exenciones se enfrentan a multas.

Otras 3,000 caen en un punto medio desde el punto de vista reglamentario. No generan suficiente basura como para estar bajo la jurisdicción de la ciudad, pero pueden estar sujetas a las leyes del estado, las cuales exigen que se implemente el reciclaje en edificios con cinco o más unidades. La ciudad no puede exigir que se recicle en estos lugares, pero el gerente de reciclaje Prue dijo que los empleados de servicios ambientales pueden educar a los dueños de la propiedad en nombre de los inquilinos.

Entre la comunidad inmigrante de City Heights, la educación es la mitad de la batalla.

“En nuestro caso, traducir a idiomas como swahili, vietnamita, coreano, español, hmong, somalí, filipino, no es fácil”, dijo Mock.

De vuelta en la Secundaria Monroe Clark, los estudiantes se han dado cuenta que los obstáculos para reciclar en su vecindario tiene un aspecto positivo. Están ahorrando el dinero que reciben del reciclaje de botellas y latas y utilizarán las ganancias en los clubs escolares.

Pero primero, dijo Leah, los estudiantes quieren invertir las ganancias en educar a los vecinos acerca del reciclaje. Imprimirán y harán circular volantes educativas en el vecindario.

 

This entry was posted in Español, Featured, News and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Speak City Heights laid as its foundation the premise that soft and loud voices alike are instrumental in securing community health. For this reason, Speak City Heights encourages an open, civil exchange among its users via comments, polls and other tools. We ask that your participation be useful and collaborative, and reserve the right to monitor your contributions and moderate content that is disrespectful, misleading or unlawful. To this end, we ask that you provide your full name and neighborhood when submitting comments.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *