Welcome, visitor!    Log In
  

Luchando por hogares asequibles

Broken WindowVentanas rotas, grifos que gotean, infestaciones de insectos y otros problemas son responsabilidad del dueño de la propiedad, no del inquilino.

Por Staff
Logo for City Heights Life

Puede que no sea una sorpresa que San Diego usualmente está en los primeros lugares de los mercados de alquiler más costosos del país. Dependiendo de la encuesta y del mes en el que se haya realizado, la renta promedio de un apartamento de dos recámaras en San Diego es alrededor de $1,400. Es decir, una persona que gana salario mínimo debe trabajar 119 horas semanales—o tres empleos de tiempo completo—solo para pagar la renta y otras necesidades básicas, de acuerdo con la organización Affordable Housing Advocates (Defensores de las Viviendas Asequibles) de City Heights.

“Nuestros clientes trabajan y pagan renta, pero puede que no tengan suficiente comida o dinero para comprar ropa nueva”, dijo Catherine Rodman, Abogada Administrativa de Affordable Housing Advocates, quien también señaló que la mayoría de los clientes de la agencia viven en el área de Mid-City y ganan salarios que están por debajo del 125% del nivel federal de pobreza.

“Si un niño se rompe un brazo o la transmisión del automóvil necesita reparación, la familia no tendrá suficiente dinero para pagar la renta el próximo mes”, dijo Rodman. “Siempre están al borde de perder su hogar.”

Debido a esta vulnerabilidad y porque usualmente no conocen bien sus derechos, algunos residentes del área viven en hogares que no satisfacen los estándares gubernamentales. Las infracciones más comunes incluyen hogares llenos de insectos, roedores, goteras, moho y problemas eléctricos. Corregir estos problemas es responsabilidad del casero, no del inquilino.

Si los caseros se rehúsan a reparar las propiedades, Kristine Guerra, abogada del Proyecto de Derechos de los Inquilinos de Affordable Housing Advocates, representará a los clientes elegibles gratis para obligar a los caseros a reparar la propiedad. A veces es suficiente que el inquilino no pague la renta o amenace con una demanda para transformar a los caseros en defensores de las viviendas de calidad. En un caso, uno de los peores infractores, después de reparar su propiedad, se convirtió en un casero ejemplar que aboga abiertamente para que los caseros mantengan sus propiedades.

Muchos clientes de Affordable Housing Advocates son referidos por la Clínica de Apropiación Ilícita de la Sociedad de Ayuda Legal, con sede en la corte del Centro de la Ciudad, pero también pueden acudir sin cita a las oficinas del Centro en City Heights, ubicadas en las avenidas University y Fairmount. Los clientes individuales representan la mayoría de los casos de la oficina, pero el impacto real proviene de demandar a las agencias de redesarrollo y municipalidades para lograr cambios sistémicos que promuevan opciones de viviendas asequibles.

En el pasado, demandas contra las ciudades de Poway, Escondido y San Marcos lograron que una gran cantidad de propiedades de alquiler nuevas estén disponibles para inquilinos de bajos y muy bajos recursos. Affordable Housing Advocates recientemente interpuso una demanda en nombre de la Coalición de Vivienda Asequible del Condado de San Diego que nombra a docenas de agencias estatales y locales que trabajan en proyectos de redesarrollo, incluyendo algunos en City Heights. La demanda alega que las agencias no han cumplido con su obligación de proveer una cantidad adecuada de unidades asequibles de vivienda. Si la demanda es exitosa, City Heights puede percibir un aumento en la cantidad de hogares designados como asequibles.

“¿Cómo pueden las familias de bajos recursos tener algún tipo de calidad de vida si deben dedicar cada centavo que ganan a pagar por su vivienda?”, dijo Rodman. “Sus opciones también son limitadas si las únicas viviendas disponibles son viejas y deficientes.”

Para más información o para solicitar la ayuda de Affordable Housing Advocates, visite www.affordablehousingadvocates.org o acuda a sus oficinas en 4305 University Ave., Suite 520.

This entry was posted in Español, Featured, Land Use, News and tagged , . Bookmark the permalink.

Speak City Heights laid as its foundation the premise that soft and loud voices alike are instrumental in securing community health. For this reason, Speak City Heights encourages an open, civil exchange among its users via comments, polls and other tools. We ask that your participation be useful and collaborative, and reserve the right to monitor your contributions and moderate content that is disrespectful, misleading or unlawful. To this end, we ask that you provide your full name and neighborhood when submitting comments.

Comments are closed.